¡PREMIO NOBEL DE ECONOMÍA A LA IRRACIONALIDAD!

Ni es estrictamente premio Nobel, al no estar la Economía entre las categorías establecidas inicialmente por Alfred Nobel, ni es que en Suecia se hayan vuelto locos, aunque el título pueda sugerirlo. El premio (creado por el Banco Central de Suecia) lo concede realmente la Real Academia de Ciencias de Suecia, aunque de manera general es considerado el equivalente al Nobel.

Este año el ganador ha sido Richar Thaler, uno de los fundadores de la denominada Economía Conductual (Behavioral Economics). Profesor de la Universidad de Chicago y de alguna manera, excepción dentro de esta Escuela (defensora a ultranza de la teoría eficiente de los mercados). Es autor de dos de los libros recogidos en nuestra sección de Libros Recomendados, Nudge y Misbehaving: The Making of Behavioral Economics.

De Nudge hicimos una breve reseña en un post sobre libros diferentes para este pasado verano.

Un clásico del estudio del comportamiento humano. Nos sorprenderá y a la vez nos ayudará a entender cómo decisiones acerca de nuestra salud, finanzas, seguros, que en teoría tomamos de manera independiente, vienen condicionadas por cómo se nos presentan. Nos ayudará a tomar mejores decisiones y a comprender cómo se implementan algunas políticas públicas que afectan directamente a nuestras vidas diarias.

En sus libros y trabajos estudió varios sesgos de los que hablamos en nuestro artículo Inversores Irracionales, el de confirmación, el de retrospectiva, entre otros, y profundizó en la Prospect Theory de Tversky y Kanheman, y sus derivadas, como la aversión al riesgo o cómo respondemos o tomamos decisiones en función de cómo se nos presenten las diferentes opciones (framing).

Los que le conocen resaltan su carácter amigable y jocoso. Una muestra de ello es su cameo junto a la actriz Selena Gómez en la película The Big Short:

Fuente: The Big Short – Paramount Pictures

¿Y por qué es importante este premio? Los economistas se jactan de que la economía es una ciencia y que son capaces de modelar todos los movimientos e interacciones entre los actores económicos, incluidos los consumidores. Pues bien, y este es nuestro punto de vista, la realidad, nuestra realidad, es que los economistas son capaces de explicar el pasado, nunca de prever la siguiente crisis (y a las dos últimas nos remitimos). Y una de las principales causas es que parten de una hipótesis que es errónea, y ésta es que el ser humano, el homo economicus, tiene un comportamiento racional. Simplificar el comportamiento humano de esa forma inhabilita filigranas matemáticas, econométricas, posteriores.

Ya en 2002 el premio recayó en Daniel Kahneman (Thinking Fast and Slow y protagonista del libro The Undoing Project junto a Amos Tversky), iniciando una nueva línea en estos premios.

Algunos conocidos economistas han celebrado este hecho y consideran que la relevancia que está adquiriendo la Economía Conductual es lo mejor que le ha pasado el campo de la Economía en generaciones:

Paul Krugman

En el terreno de las inversiones, confirmar que el ser humano es en cierta manera irracional, apoya la debilidad de la teoría eficiente de los mercados, que es una teoría que hay que matizar y tener en cuenta, pero no enseñar como principio inamovible.

Preguntado por cómo piensa gastarse el importe del premio, su respuesta fue que planea gastarlo de “la manera más irracional posible”. ¿De qué otra manera si no?

El comité que le ha otorgado el premio resaltó que “ha hecho a la economía más humana“. ¡Por fin, ya era hora!

 

Irrational Investors

Disclaimer:

Escribimos este artículo nosotros mismos, y expresa nuestras propias opiniones. No recibimos  compensación por ello . No tenemos ninguna relación comercial con ninguna compañía cuyas acciones se pudieran mencionar en este artículo.

Las opiniones contenidas en este documento son sólo informativas y educativas y no deben interpretarse como una recomendación para comprar o vender las acciones mencionadas o para solicitar transacciones o clientes. El rendimiento pasado de las compañías discutidas puede no continuar y las compañías pueden no alcanzar el crecimiento de ganancias según lo previsto. La información contenida en este documento se considera adecuada, pero bajo ninguna circunstancia una persona debe actuar sobre la información contenida en el mismo. No recomendamos que cualquier persona actúe sobre cualquier información de inversión sin primero consultar a un asesor de inversiones en cuanto a la idoneidad de tales inversiones para su situación específica.

 

2 thoughts on “¡PREMIO NOBEL DE ECONOMÍA A LA IRRACIONALIDAD!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s